• +51(1) 7071618
  • Lunes - Viernes 9.00 - 18.00
  • info@simim.com

INICIO / NOTICIAS DE MINERIA

Estado asumirá daños ambientales que generó la mina Arasi en Puno

10 Febrero, 2020

El pedido de los productores ganaderos de la provincia de Melgar, para que la mina Arasi se haga cargo de los daños medioambientales que generó por el vertimiento de aguas ácidas en la cuenca del Llallimayo, no se concretará.

Una comitiva del Ejecutivo, integrada por funcionarios de los ministerios de Energía y Minas (Minem), del Ambiente y de Agricultura, constató, en compañía de las autoridades de la provincia puneña de Melgar y dirigentes locales de los distritos ubicados en la cuenca del río Llallimayo, la paralización, desmontaje y desmantelamiento de la unidad minera Arasi, propiedad de la empresa Aruntani S.A.C., y la ejecución de su plan de cierre.

En julio de 2019, el Gobierno anunció el cierre de Arasi, tras varias acciones de protesta de los pobladores de Melgar y tras determinar que no respetaba el medioambiente.

Según el Ministerio de Energía y Minas, la empresa está en pleno cierre. Empero, los pobladores que viven alrededor no creen. Piensan que se van a un nuevo sector para abrir proyectos en otros puntos del distrito de Ocuviri, donde explotaron oro por más de diez años.

Hernán Cuba, director de la Oficina de Asuntos Sociales del Ministerio del Ambiente, informo que la empresa no asumirá la remediación. Será el Estado el que solucionará los daños generados a través de proyectos.

El funcionario aseguró que la empresa tiene responsabilidad en las zonas donde explotaba mineral. El vertimiento de aguas turbias, que provocó la contaminación de ríos, será remediado por los ministerios de Agricultura y Vivienda, además de otros sectores.

Para que tomen cartas en el asunto, se tiene que implementar un plan de acción; el cual debe considerar una serie de medidas, para que los distintos ministerios se pongan a trabajar sobre las necesidades que planteen los afectados.

El alcalde de Melgar (Ayaviri), Esteban Álvarez Casa, lamentó que el Gobierno asuma la responsabilidad de la empresa. Recordó que la unidad productiva de Arasi provocó daños al medioambiente. “Pese a todo eso, solo querrán contentarnos con proyectos de remediación, pero sin indemnización para los afectados. Ya quisiéramos las personas naturales tener al Estado, para que nos solucione nuestros problemas”, dijo.

Por su parte, Aurelio Colquehuanca, dirigente de Llallimayo, “Qué vergüenza. El Estado asumiendo responsabilidad de un privado, en qué país estamos”.

Fuente / Imagen: La República

chat en Línea
X Cerrar